¡Hola Querida Luz!

Te invitamos a ser parte de aquellos que quieren reconocer y compartir su luz y así construir una nueva generación, una generación en base al amor. 

¡Gracias por Ser y estar! 

           

123 Street Avenue, City Town, 99999

(123) 555-6789

email@address.com

 

You can set your address, phone number, email and site description in the settings tab.
Link to read me page with more information.

Blog

En los siguientes artículos podrás observar diversas maneras de plantear tu realidad, tu verdad y de esta manera poder avanzar. 

Vivo en Paz

Beam of Light LLC

No hay camino para la paz, la paz es el camino.

Mahatma Gandhi

 

Estar en paz significa estar en quietud, estar en ese estado pacifico de comportamiento y pensamiento. Buscar la paz fuera de nosotros significa mentir a nuestra alma, si es verdad que muchas veces estar en lugares tranquilos ayudan alimentar esa paz. Pero la paz y su cultivo siempre estarán dentro de ti.

Para cultivar la paz, debes seguir siempre ciertos pasos: aquietar tu mente, escuchar a tu corazón, orar por los demás, saber que no vas a tener las respuestas a todo lo que está sucediendo en tu vida, sino que la mejor manera de enfrentarlas es entregarlas a las manos de Dios y de los Ángeles para su ayuda.

Es posible que la mitad de las cosas por las cuales estés preocupado, sea solo producto de tu imaginación, es allí cuando debes alinear tu mente, corazón, y acción. Debemos recordar que no estamos solos, y que si necesitamos ayuda, solo debemos pedirla.

La Paz que posee nuestro padre es tan inmensa y tan inigualable que es imposible de entender, por ello cuando le pedimos paz, su paz, sabemos que nos bendecirán con un sentimiento de tranquilidad más allá de todo entendimiento.

Si estas en busca de paz y sientes ganas de pedir ayuda, te recomendamos la siguiente oración:

“Dame tu Paz. Señor. Esa paz que escapa a toda comprensión de la mente humana. Aunque bramen las aguas, aunque el rayo aterrador incendie los espacios, aunque los montes saltes sobre sus bases, sepa yo conservar la serenidad sabiendo que Tú estás conmigo y que donde Tú estás nada malo puede suceder. Contigo siempre estaré seguro, Señor.”