¡Hola Querida Luz!

Te invitamos a ser parte de aquellos que quieren reconocer y compartir su luz y así construir una nueva generación, una generación en base al amor. 

¡Gracias por Ser y estar! 

           

123 Street Avenue, City Town, 99999

(123) 555-6789

email@address.com

 

You can set your address, phone number, email and site description in the settings tab.
Link to read me page with more information.

Blog

En los siguientes artículos podrás observar diversas maneras de plantear tu realidad, tu verdad y de esta manera poder avanzar. 

La búsqueda de la libertad

Beam of Light LLC

Existe una resolución en aquellos corazones valientes que habla de la búsqueda de la libertad. Estamos incesantemente queriendo liberarnos de viejos esquemas, viejos hábitos, viejas maneras de pensar, viejas maneras de actuar. En realidad sabemos que existe algo mejor y siempre vamos en busca de ello. 

Es posible que sintamos a menudo la necesidad de correr, de “huir de nosotros mismos”. Sin embargo, a pesar de querer correr, de querer escapar, siempre terminamos en el mismo sitio. Esto significa admirar ese espacio existente entre lo que soy y lo que seré, entre lo que me dice mi mente y lo que me dice mi corazón, entre lo que pretendo ser y lo que realmente Soy. 

Esa falsa sensación de encierro me trae a un espacio de consciencia mayor, donde empiezo a experimentar algo mágico: Soy más grande que esto, Soy mucho más que mi cuerpo físico, Vine a cumplir un propósito mayor. 

Nuestro cuerpo nos queda chico al darnos cuenta de que somos una manifestación de Dios y que somos uno con el todo. 

Encontramos la verdadera libertad cuando decimos: sí, es cierto, es verdad. Y como toda verdad, la misma nos liberará. 

Entonces las percepciones de pequeñez y limitación solo serán un recuerdo. 

Me veré reflejado en mi hermano, en mi padre, en mi vecino, en mi amigo, en mi perro. En ellos estoy Yo, Yo estoy en ellos. 

La suprema felicidad radica en el desapego, en observar estos misterios como lo son, por lo que son, y no hacerlos nuestros, sino vivirlos, sin apegos.